Less lipstick, more chlorine: this is how purchases will move in 2022

Less lipstick, more chlorine: this is how purchases will move in 2022


Los consumidores mexicanos ya comienzan a ajustar sus carteras. Entre las alzas de precios y el panorama económico que está sujeto a la evolución del COVID-19, de nuevo hay algunas categorías que no son consideradas como primordiales a la hora de llenar el carrito. Como ocurrió al inicio de la pandemia, en 2020, los mexicanos piensan reducir en 40% su gasto en electrónicos y tecnología, 39% en productos de belleza, 34% en ropa y calzado y 17% en la categoría de alimentos y bebidas, según datos de el análisis Propósitos de consumo para 2022, realizado por la consultora Psyma. Estos no son los únicos cambios. Los compradores piensan aumentar sus presupuestos en categorías como higiene personal, en 32%, y productos de limpieza en 29%. Durante el inicio del confinamiento, productos de estas categorías, como jabón para manos y cloro, fueron de los más buscados ya que estaban considerados dentro de los artículos para sanitizar y evitar los contagios de coronavirus.

¿Qué pasa con las marcas premium?

Simeon Pickers, director general de Psyma Latina, comenta que la inflación en México, y en el mundo, es uno de los factores que ejercen presión sobre los niveles de consumo, en un panorama en donde se mantienen los problemas de logística, que se han endurecido con la pandemia y que han provocado que algunas empresas reporten faltantes en sus stocks. En México, el alza de precios se ubicó en diciembre pasado en 7.36% a tasa anual, su mayor nivel desde octubre de 2001, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Los compradores ya prevén un ajuste a sus presupuestos y este menor optimismo llevó al Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) a registrar una disminución mensual de 1.5 puntos. “El comportamiento de las y los consumidores siempre está influido y estamos ante un panorama de incertidumbre, de inseguridad, aunque las personas ya están aprendiendo a convivir con la pandemia. Lo que pueden hacer las empresas es evaluar si van a elevar sus precios o no, para mantenerse competitivos en el mercado”, declara Pickers. Para los especialistas, los cambios también tienen algunas oportunidades para las marcas. En primer lugar, porque los compradores buscan llevar en sus carritos aquellas que comunican seguridad, confianza y confort, características que les permiten mantener su posicionamiento en el mercado y, de acuerdo con Pickers, son las más exitosas en los tiempos de incertidumbre. Si bien con el alza de precios los compradores buscan reemplazar las marcas, algunas mantienen sus estrategias para mantenerse dentro de la canasta de los consumidores, al responder a las nuevas necesidades de compra, algunas aprendidas con el confinamiento. Yanira Reyes, líder de Analytics de Nielsen IQ, comenta que los consumidores mexicanos favorecen los puntos de precios bajos de las marcas premium, es decir que en las épocas más complicadas para sus bolsillos buscan opciones para integrar a sus portafolios tamaños más pequeños, comercializados a precios razonables, En tanto, se van desplegando nuevas características para responder a los compradores. “Las marcas que quieran hacer frente a estas condiciones deberán apostar por la diferenciación. Hoy más que nunca tenemos registro de que aquellas que tuvieron alguna acción específica para ayudar durante la pandemia fueron favorecidas por los consumidores. Y tenemos también un crecimiento en los productos saludables y orgánicos, este es un valor que nos trajimos de 2020 y que va a seguir en el futuro”, explica.

Read:  In Chihuahua, they rescued 43 Central American migrants who were kidnapped from a home
]]>